11 agosto 2013

Dentro de un año hablamos

En la anterior entrada me dejé llevar por las dudas y la autocompasión. Muchas veces es la actitud más fácil. Algunas veces sirve de consuelo. Otras veces de refugio. Pero a mi modo de ver sólo debe ser un punto de partida para hacerte reaccionar, para tomar impulso. Para sacar a la luchadora que llevas dentro.

Me encantan los imposibles. Lucho por ellos cada día, cada hora y a cada respiración.

Porque lo que ayer nos parecía imposible hoy es una realidad. Ayer te lamías las heridas y hoy tocas el cielo con las manos. Si es cierto que nunca conviene bajar la guardia porque se baja tan rápido como se sube. Pero también es cierto que puedes mantenerte a una altura de vuelo en la que ni te quemes, ni te rompas las piernas al caer. Un equilibrio.

A lo que iba. La vida cambia a cada segundo. A veces los cambios son imperceptibles. Tanto que,parece que llevamos una losa atada al pecho que nos impide respirar. Otras veces van tan rápido que nos mareamos y necesitamos parar para asimilar las cosas.

Tengo la suerte, en este momento de tener las dos cosas. De vivir un momento en el que todo va rápido y a la vez lento. Mis semanas transcurren rápidas, cada día aprendo una cosa nueva, tengo una historia nueva entre mis manos... y los fines de semana... se para el mundo y asimilo... me siento en mi habitación, miro por la ventana, salgo a caminar por mi barrio... llevo otro ritmo... entre semana todo esta cronometrado al segundo... un retraso de cinco minutos puede significar más adelante una pérdida de media hora...

Y hoy mientras me duchaba pensaba que hace un año nada de lo que me está ocurriendo ahora mismo estaba a mi alcance... estaba todo a años luz... la vida ha dado un giro de 180 grados... y parece mentira... y por eso me pregunto donde estaré a día de hoy dentro de un año. Y solo espero seguir teniendo esta sensación. La de estar bien encaminada.

Ya he firmado mi fichaje "multimillonario" con mi empresa durante un año. Y eso me da una tranquilidad... y ganas de seguir adelante. De descubrir que más hay para mi, porque sea como sea, estoy dispuesta a afrontarlo.

No siempre todo es positivo, pero hasta de lo negativo se saca algo en limpio. Ser cada día más fuerte, ser cada día más valiente. Ser cada día más consciente de saborear cada segundo, de atesorar cada momento, de respirar más profundo. Y sobre todo, de cometer riesgos.

Nota mental: recordar que en peores plazas hemos toreado y siempre hemos salido adelante, no hay rival pequeño, pero David venció a Goliath. Adelante, siempre adelante
Modo: El que no arriesga, no gana



07 agosto 2013

(sin título)

Siempre estoy teniendo maravillosas ideas de con que actualizar y luego llego a casa y tengo mil cosas que hacer o muchas razones por las que vaguear y no me pongo.

Debería llevar un cuaderno para apuntar las maravillosas frases que me pasan por la mente, pq historietas me pasan muchas, algunas de juzgado de guardia, otras de mear y no echar gota, y otras de apaga y vámonos.

Pero hay momentos en los que solo se te pasa una cosa por la cabeza. ¿Qué pasa cuando deseas tanto algo? Yo siempre digo ten cuidado con lo que deseas que se puede cumplir. Pero a veces ni eso, y es mejor dejar las cosas pasar.

Muchas veces te encaprichas con algo y es como una canción que suena en tu cabeza una y mil veces, machaconamente y no te la puedes quitar.

Desearía vaciar mi cabeza como si fuese un fregadero, abrir el grifo y dejar el agua correr, pero ahora mismo el tapón se ha quedado a la altura del hipotálamo y las ideas no fluyen.

Nota mental. Y si...
Modo. Ver si...

28 junio 2013

Resumiendo

Después de un mes en silencio, por falta de tiempo y acumulación de tareas y eventos voy a hacer un pequeño resumen.

- En el trabajo bien, ha habido complicaciones, porque han aparecido una serie de personajes inesperados, a la altura de villanas de telenovela mejicana, que crean intrigas palaciegas... pero afortunadamente los malos no son tan malos. Después de haber luchado contra auténticos gigantes y nadar en contra corriente.. ahora me parece que estoy luchando contra molinos... no porque sea inútil o una batalla perdida, son molinos de viento, como los que tenía cuando era pequeña... que los aplastas con una mano, o los tiras al agua y se hunden. No es mi estilo esa actitud, pero si quieres la paz, preparate para la guerra. Los últimos eventos acaecidos en mi departamento me han hecho descubrir que tengo una planta trepadora creciendo debajo de mis narices y como no tenga el cuidado adecuado, me estropeará el jardín. Y nosotros no queremos eso. Y luego hay otra adquisición de última hora, una joyita de la corona con unas extrañas aficciones entre las que está el desprestigio del prójimo, el peloteo al superior entre otras muchas cualidades a anhelar... y esta es la que busca guerra. Declaro los primeros juegos del hambre de efe, que gane la mejor, es decir yo. Hablando en serio, estos temas me dan risa, he pasado situaciones muy dificiles y soportado temas muy graves pero ahora... tengo la suerte de estar muy apoyada y por primera vez en mucho tiempo segura de mi misma.

-Respecto al trabajo también, el otro día nos llevaron a un meeting en uno de los hoteles más exclusivos de Capital City, fue en la Suite Real, con vistas a todo el centro... nos reunimos todo el departamento de secres en un ambiente de exclusividad...que salvando las distancias me sentí como un personaje de STNHP, una de mis series fetiche y que no me canso nunca de ver. Comimos lo típico y tb sushi... ohhh de vez en cuando merece la pena sentirse así, y saber que estás en el lugar adecuado en el momento adecuado.

-Otra cosa que me gusta del trabajo es la variedad de gente que hay, de distintas nacionalidades, de su padre y de su madre, grandes, pequeños, jóvenes, menos jóvenes... y toda la riqueza que eso te aporta para poder aprender de cada uno de ellos. Por ahora tengo bajo mi responsabilidad al bueno,el feo y el malo en versión 2.0 es decir los monigotes, pero según como se han ido portando han ido subiendo de nivel y ganándose motes individuales o no, pq el feo siempre será el feo, que jodío, además de feo antipático... eso si, parece que va cediendo a mis arrolladores encantos pq ya hasta me dice hola cuando pasa por mi mesa... y no da portazos... todo esto en un mes... en un año seremos amiguísimos, estoy segura. Los otros dos, pues uno ha subido a nivel moscorrofio, puesto que siempre anda zanganeando por mi mesa, y tiene mote propio, pero me lo reservo para mi jejejeje y la verdad es que me cae genial y el último... le voy a colgar cartel de propiedad cualquier día de estos y hasta aquí puedo leer.

-Y en mi "casa" todo lo que he venido soportando en estos meses merece un post aparte... solo diré que hoy tengo mi habitación, la habitación que me ha albergado en estos últimos dos meses llena de cajas y maletas de nuevo, y que el lunes dormiré en mi nueva habitación. Cuando idee el nombre de este blog no pensé que reflejaría tan bien mi vida, que siempre estoy de un lado a otro. Pero esta vez siempre a mejor. Estoy impaciente por ver que me depara el destino

NOTA MENTAL: Repasar armarios y cajones, que no se me olvide nada!!

MODO: Simplemente yo, y más decidida que nunca, adelante, siempre adelante

04 junio 2013

Papi zapatilla



- Efe, que te parece la comida ¿te gusta?
-¿puedo repetir?
(cara de orgullo, me llena el plato)

-Efe que llevas puesto en los pies (botas peludas peludas)
- Son botas para el frio
-Jajajajajjajaajjaja parecen zapatillas para andar por casa jajajjajajaja
(cara de, tu no entiendes la moda)

-Efe de que te ríes?
- ¿Pq te limpias con la toallita la cara?, es para las manos
- Pq tu lo digas
(carcajadas)

Seguramente esas tres "escenitas" no os digan nada, pero para mi tienen muchísimo sentido y esconden un cariño indecible. Mi amiga R. se enfrenta a uno de los peores momentos de su vida: la pérdida de un padre. Para mi su padre también ha sido como parte de mi familia, desde el momento en que me mudé a Capital City y me adoptaron no una sino varias veces en su casa. Papi Zapatilla, el rey de la cocina, hacía sus platos todos los domingos, para deleite de mi paladar, y para horror de su mujer a la que le dejaba la cocina patas arriba... Papi Zapatilla que me vio con unas botas peludas y se estuvo riendo de mi durante meses porque pensaba que salía de casa en zapatillas de casa...(de ahí su mote) Papi Zapatilla, un patriarca orgulloso, sentado en la mesa de su comedor y presente en algunos de los momentos mas importantes de mi vida. Papi Zapatilla, llorando en la boda de su hija con mi discurso.

Papi Zapatilla se ha ido hoy, de puntillas y nos ha cogido a todos con la guardia baja y deseando seguir disfrutando de su cocina, de su presencia, de sus risas... de sus momentos...

Puede que estemos en junio pero... mañana toca día de botas peludas. El, desde donde quiera que esté, se estará riendo y discutiéndome si son unas zapatillas o no. Hasta siempre Papi Zapatilla.

NOTA MENTAL: Decirle a mi padre todos los días que lo quiero mucho.

MODO: Nadie tiene asegurado el mañana.


02 junio 2013

La pasarela

Pues si queridos amigos, una que se da de baja de la empresa con los empleados mejor preparados del mundo... y se incorpora a un sector totalmente nuevo, lo cual ya es raro, con todos los sitios en los que he trabajado.

Me han fichado en una compañía que está en frente de otra en la que ya trabajé, lo cual a grandes rasgos no significa gran cosa, más que ya me sé el camino. Pero esta vez hay que atravesar una pasarela sobre una autopista a las siete y pico de la mañana (no quiero ni pensar como será eso en pleno invierno, creo que me tendré que hacer con un abrigo super peludo y gorro idem)  pero eso no es lo único.

Es un complejo empresarial en el que todo es grande, sobre todo la planta donde voy a trabajar, tanto, que para ir de un lado a otro me he planteado comprarme o un patinete o una bici como el prota de Saw... es que el patinete no parece muy profesional... y cuando pase algún tiempo y la gente me tenga mas fichada creo que la bici de saw será lo suyo... pero ayer en el carreflus vi un monopatín que me enamoró... y ahora tengo serias dudas... aunque también está la opción de las deportivas con ruedas...todo esto estaría muy bien sino fuese porque tengo un jefe que es el único que va de traje y corbata toda la semana, vamos , que para él, el casual friday no existe, y no se que cara pondría si me ve entrar por la puerta en patines... con el carácter que tiene seguro que me manda a algún sitio que empieza por m... y eso no será una recomendación turística...

Con la gente, muy bien, me he sorprendido gratamente, si bien , en mi último trabajo tb estuve muy agusto, en otros sitios siempre veías al típico trepa que te iba a hacer la vida imposible... y hasta ahora solo he visto buenas caras, gente majísima, y pocos impedimentos (bueno, los procedimientos internos son otra historia).

Lo que es una verdadera lástima, es que no haya comedor de empresa, sino que tengo que ir haciendome la comida día a día... y ayer me pasé una hora entera en la cocina para hacer dos tonterías... con lo que lo odio...esta semana será algo repetitiva en cuanto a menú pero en fin...

NOTA MENTAL: Seguir estudiando que sería más discreto para recorrer el pasillo...

MODO: Cansada pero HAPPY

01 junio 2013

Rodando

Muchas veces piensas que vives en una rueda, igualita a la de un hamster, que no hace más que dejarte una y otra vez en el mismo sitio y no te lleva a ninguna parte. Pero un día, cuando menos te lo esperas, te bajas y has llegado a tu destino. A lo mejor no es el lugar más bonito del mundo, a lo mejor no luce el sol tan fuerte como te gustaría, pero has llegado. Y no se trata de conformismo barato. Se trata de dar un paso adelante y aprovechar las oportunidades como te vengan, porque a día de hoy, no se presentan muchas, y a veces, se presentan, te dejan la miel en los labios y pasan de largo y no puedes hacer nada por retenerlas, porque hay muchas cosas que no dependen de ti.

Hace una semana que empecé a trabajar. Después de larguísimos procesos de selección y de "ya te llamaremos", de pruebas interminables similares a oposiciones, de excusas baratas y de puestos que nunca existieron, hace semanas me incorporé a un proyecto en el que, con esfuerzo, trabajo y suerte estaré durante una larga temporada alejada de las oficinas de mi odiado inem.

NOTA MENTAL: Preparar las próximas entradas contando mis primeros días en la ofi

MODO: Simplemente HAPPY

30 mayo 2013

Chocolatina

Como me gusta ir en el metro, es que hay una fauna. Ya se que me repito mucho, pero es que es verdad. A veces me puedo pasar hasta una hora bajo tierra, y lo que veo abajo es casi más asombroso que lo que hay arriba. Me pongo detrás de mi ebook y observo, escucho y ¿aprendo? o cotilleo... mi espiritu está ávido de experiencias nuevas, de anécdotas... siempre tengo ganas de más...

Pero hay días en que preferiría haberme quedado en casa.

La situación del país no es buena, no es un secreto para nadie, y cosas que antes sucedían ahora se han acentuado mucho más. Una de ellas, la pobreza. El otro día, si no me crucé con seis personas pidiendo en mi vagón del metro (entre el viaje de ida y vuelta) no me crucé con ninguna.

En el viaje de ida me crucé con un señor que sacó una bolsa de chocolatinas y las vendía por 50 céntimos una, por 1 euro tres... pedía ayuda para dar de comer a sus hijos... tenía las manos llenas de chocolatinas... y yo no sé pero en ese momento solo puede meter la mano al bolsillo y comprarle una (no tenía mas suelto) y en eso que la chica que tenía al lado, va y se rasca el bolsillo y le compra otra, y el de enfrente, y unas guiris de más adelante, y los del asíento del otro lado de la puerta... para que luego digan que no soy influyente los del puto klaut... la verdad es que la cara de agradecimiento que se quedó al hombre no tenía precio... ojalá hubiese tenido más dinero en ese momento.


Y en el viaje de vuelta iba yo a mis cosas, con las gafas de sol puestas (telita conmigo) para ver si echaba una cabezadita y en eso, que en una parada se sube la tribu del moco, es decir, todos los niñatos de capital city y alguno más.

Y claro te emocionas pq piensas, que majetes, si hace no tanto tiempo tu tb. fuiste así (unos añitos de nada jajajaja) miralos tan llenos de granos, tan suavecitos, sino tienen ni barba... y por otro lado también pensaba... que horrible es la moda de ahora que llevan esos pelos tan para arriba que se deben gastar un bote de laca cada fin de semana, menuda ropa más fea... ahora eso si, pedazo de móviles que se gastan...

Y en eso entra un señor en el metro. En voz alta cuenta su historia, pide ayuda para comer, no quiere dinero, solo que si por favor alguien tiene algo de comer que si le puede ayudar. Y en medio del vagón se arrodilla. A mi se me encogió el alma pq lo único que llevaba era el envoltorio de la chocolatina que había comprado en el viaje de ida y me acababa de comer... y mientras pensaba que ya me valía por haberme zampado tan pronto, me encuentro con que los niñatos de enfrente (por no llamarlos algo peor) se han puesto a hacerle burla al hombre y a reirse en su cara... me ahorraré una serie de calificativos que se me vinieron a la cabeza en ese momento, en que además tuve que morderme la lengua para no decirles cuatro cosas.

Supongo que la edad nos hace ser inconscientes y creernos invencibles y que "eso nunca me pasará a mi" pero tal y como están las cosas, hoy eres tu y mañana soy yo, y parece mentira que haya gente que aun no esté concienciada de como está el patio. Y que de la noche a la mañana tu situación puede cambiar, de bien a mal, de mal a peor...  y si, por supuesto de peor a bien, y de bien a mejor, claro. No seamos negativos.

Pero aun así, creo que, estemos en la situación que estemos, lo que nunca debemos perder es el respeto, si, que el respeto se gana, muy bien, pero existe el respeto que se nos debe por el mero hecho de ser un ser humano (del respeto a los animales hablamos otro día que es otro tema que me saca de quicio)  y en ese vagón se perdió en ese momento. Y no me gustó.

NOTA MENTAL. No desearle el mal a nadie. Pero ojalá nunca te pierdan el respeto que se te debe como persona.

MODO. Haciéndome fuerte ante las injusticias. Hay batallas que no son mías, aunque me pongan de los nervios.

25 mayo 2013

Cupón cuponazo

Había visto varias veces en la llamada caja tonta lo de los cupones de descuento y hasta ahora no me había atrevido a probarlo... o atrevido o encontrado en qué. Pero viendo que ya mi melena se acercaba hasta la cintura y mis mechas parecían "californianas" (eso me decía yo para no desanimarme al verme la raíz) pues me puse a mirar cupones para peluquerías. En algún lado tenía que estar el truco.

Pues bueno, elegí un cupón con un precio más que módico (regalao) y aun encima me regalan cinco euros por la cara por ser la primera vez que utilizo esa web... claro eso si la peluquería estaba en la otra esquina de Capital City... pelillos a la mar, y nunca mejor dicho.

Asi que, cuando me dieron hora a las dos de la tarde, dije, me llevo un bocadillo para el camino ¡me esperaba una hora de metro!. Y cuando salí por la boca en mi destino, dije pos no es tan diferente... claro, la boca de metro te la ponen en la parte bonita, pero a medida que te vas alejando del metro la cosa tiene otra pinta . Si es que siempre estoy igual.

Bienvenida a Esperanza Sur, donde los cardados, los moños, los estampados imposibles están a la orden del  día, donde la rara eres tu que solo llevas un color, que vas con zapatos y no zapatillas de andar por casa, donde un vecino estaba escupiendo por la ventana a ver a donde llegaba... y al doblar la esquina me encuentro el mercadillo de los sábados escoltado por un coche de la policía local (pero los polis no se atrevían a bajar) ahora yo si, me metí por el medio y medio y ancha es castilla.

Y no encontraba la peluquería... en eso... oigo voces... alguien que me dice "¿buscas una peluquería?" y en eso levanto la cabeza al sol cegador y me encuentro a una señora muy maja fumando en la ventana... muy izaskun pero en sus años mozos (esta se me ha colao en la serie, señora usté es de Montepinar) y claro, me vería tan fuera de elemento, con mi trencita y mis vaqueros que dijo "esta no es de aquí" asi que, mi querida izaskun, me mandó un poco más adelante, a unos soportales y ahí estaba la peluquería, con nombre francés, pero sus dueños son más españoles que una tortilla de patatas, vamos muy max & henry para entendernos.

La peluquería era bastante grande pero no dejaba de ser una peluquería de barrio, pero me trataron mejor que en muchos salones de renombre donde entras mal y sales peor y aun encima de mala leche, porque la verdad he salido muy contenta con el resultado y si tengo la oportunidad, seguro que repetiré. Con cupón claro.

NOTA MENTAL: Si el mercadillo había terminado ¿pq seguía ahí el coche de la policía local?

MODO: Reflexionando sobre el poder del cardado ¿no da dolor de cabeza después de un rato? ¿no envenena el exceso de laca?


13 mayo 2013

Forja y madera

Cada vez que me junto con mi amiga B las risas están aseguradas, aunque nos juntemos para contarnos nuestras penas, lo cual es posible que pase, aunque nos tiremos años, meses sin hablarnos... al final nos terminaremos riendo o recordando tiempos mejores o simplemente en los que vivimos aventuras dignas de ser recordadas con una sonrisa o, porque no, con una carcajada.

B ha cumplido uno de los sueños del españolito medio, se ha comprado un piso, su trabajito le ha costao, ha ahorrado cada céntimo como una hormiga año tras año y ahora se ha comprado un ático con terraza la mar de majo. Hace dos semanas fuimos a comprar unos muebles para montarnos un chill out en dicha terraza.

Elegimos bien, una sombrilla, dos butacones, y una mesa de forja y hierro en ofertón pq era la única que quedaba... nos la desmontan y lo llevamos todo en pegasus... claro que luego subirlo al piso es otro cantar... vale, su piso es un segundo sin ascensor también, que pasa, no se puede pedir todo... pero carretamos bien, y pegasus cumplió con honor su función, cupo todo de maravilla... siempre me maravillo de que en un coche tan pequeño quepan tantas cosas...

Total que ayer, sol mediante, nos decidimos a estrenar nuestro chill out y me presento en su casa con unos heladitos... y tb teniamos que montar la mesa... yo que venía toda concienciada de que directamente me iba a tirar en el butacón a tostarme en plan huevo frito... pos no... primero a lo que estamos, la mesa para colocar las gosolinas, esto es la famosa mesa del descuento... que pesa como un muerto... que es monísima... que es una ganga... que ¿tu te acuerdas como se montaba, no? yo solo recuerdo que cuando fuimos a por ella mientras la chica del la "superficie" comercial sudaba la gota gorda al desmontarla, yo me había acoplado en un sofá super cómodo y estaba con gafas de sol preguntándome porque los focos de los centros comerciales no ponen moreno... y sino ponen moreno pq se molestan en montar exposiciones de piscinas y terrazas tan curradas...

Pero como todo en esta vida es cuestión de perspectiva, pusimos la tabla en el suelo y empezamos a jugar al twister con las patas pq había muchos agujeros, pero ninguno encajaba y como siempre que montas algo, sobran piezas o faltan... así que después de muchos intentos y de aplastarme un dedo (no olvidemos que la mesa que es monísima y una ganga es de madera y forja) al final se hizo lo que se pudo y la montamos... le damos la vuelta y tachaaaaaaannnn se mantuvo en pie!!! casi esperábamos ambas que se nos fuese al suelo directamente y nos aplastase los dedillos (con la manicura perfecta, eso si)... pero no, aguantó... y nos fuimos a por las butacas que... macho que duras estaban... parecía que las habían hecho también de forja y madera pq no había manera de abrirlas... a ver, yo me pongo aquí y tu ahí y tiras... ay madre que la silla no va... que me veo tomando el sol en el suelo... conseguimos abrir una, vamos a por la segunda... que decidió hacer un complot contra nosotras y los trucos que usamos para abrir la primera no nos sirvieron con la segunda uffff que cruz....

Hasta que al fin, se rindieron a nuestra insistencia y pudimos dedicarnos a tubarnos  y tomarnos los heladitos... y una vez situadas... nos damos cuenta de que en nuestro chill out algo falla... la situación del sol a esa hora de la tarde que hacía que colocásemos las butacas de manera que lo único que veíamos era la pared del edificio de enfrente y las antenas del edificio... después de tanto trabajo para preparar la mesa, pelearnos con las butacas, sudar como pollos... ya no teniamos una vista privilegiada sino una pared y dos antenas... me entró un ataque de risa... el próximo fin de semana repetimos... comeremos en la mesa... ¿os he dicho ya que es de madera y hierro forjado?

Aun nos faltan algunas cosas para completar nuestro chill out (yo lo expropió pq ya se sabe que una es okupa para todo) como una barbacoa o una piscina hinchable para refrescarnos... todo se andará...

NOTA MENTAL: Nunca ponerse a montar nada si no tienes las herramientas adecuadas...

MODO: Aquí no hay playa vaya vaya

10 mayo 2013

Paseos matutinos

He recibido una señal, de vez en cuando recibo unas cuantas... han cambiado la programación de la tele de por las mañanas... y ahora es un rollazo impresionante, con lo cual en cuanto me despierto, me doy una duchita y me voy a dar una vuelta por el barrio aprovechando que aun no hace un calor pegajoso... no sé que haré cuando empiecen a rondar las temperaturas los 30 grados... espero ya estar trabajando, puesto que es de eso de lo que recibí la señal... si ya no tengo programas que seguir por la mañana, es pq pronto encontraré trabajo (que ya está bien, leñe)

Hoy tocaba día de compra, marujil totalmente, así que me hice una lista de la compra y me fui con mis bolsas de rafia al super... menú para el lunes, esto, menú para el martes, lo otro... y al salir me encuentro con dos chicos vendiendo por diez euros sus conejos, que realmente se habían puesto enormes y me hacen reflexionar ¿para que rayos te lo compraste en primer lugar si ahora lo estás "cediendo"? ¿acaso no sabes que estos animalicos crecen? y además que huelen?? pq si, reconozco que mis gatos huelen, hay que cuidarlos mimarlos etc. pero por lo menos interactúan... que estos son un poco cosa tonta... pero eso es otro tema... en fin, son cosas que me crispan.

Al final he tenido que salir otra vez pq me he encontrado con que he llegado a casa y no tenía carne, y como soy la perfecta ama de casa, me he tenido que ir a otro supermercado donde la carne es más barata, y además en el primer supermercado la carne envasada al vacío tenía el envase inflado. Y eso no.

Y volviendo a casa de repente me encuentro con un vecino saliendo del portal en bata de boatiné, pijama de estos brillantes y crocs con calcetines... saluda al resto de los vecinos congregados en la puerta y se dirige a hacer la compra al chino... calcetines con crocs ¿en serio?

NOTA MENTAL: No, no me asombra ver al vecino en pijama, me asombran los calcetines con las crocs

MODO: Deseando que el tiempo aguante, que no lleguen los 30 grados... deseo imposible ayyyy

08 mayo 2013

Cosas impensables

Tengo vértigo. Claro. Y claustrofobia. Y ¿como se llama el miedo a las arañas? eso tb. y ¿a las serpientes? también (que no a los bolsos de serpiente...) A lo que iba... una de las cosas que menos me gusta es ver la ropa tendida en la fachada de un edificio, me parece poco estético, innecesario... y otros muchos adjetivos... así que cuando descubrí que en mi piso tenía que colgar la ropa a un patio interior... pues bueno, de lo malo malo... de perdidos al río... pero claro... no conté con el factor vértigo. Porque puedo ir en un telesilla  luego bajar por las pistas más nevadas, o subirme a la montaña rusa más empinada y gritar como una posesa... pero asomarme a una ventana con las manos llenas de ropa y la cesta de pinzas enganchada en los dientes... me parece casi suicida... y así estaba yo el otro día... con sudores frios, estirando mis sábanas (bendiciendo tener una cama de 90 y no la de 2mx2m que tuve antaño) y haciendo equilibrios para no caerme, aunque sabía que me iba a quedar enganchada en el tendedero del piso de abajo, que frenaría la caída, y viviendo en un segundo, como mucho me llevaría una culada... o me rompería la nariz y un par de dientes (uy con lo caro que está el dentista)... al final, conseguí colgar las sábanas... pero se me quemaron los filetes que tenía al fuego... pensaba que me llevaría menos colgar dos sábanas... pero fue toda una hazaña... dios tardaba menos en hacer integrales en el cole...

Y otra cosa sorprendente... he visitado una web de cocina!! y creo que con eso he cubierto el cupo de extrañezas para esta semana... como por ahora paso mucho tiempo en casa, no me importa variar un poco más en mis recetas básicas, además, ahora que se acerca el verano, siempre me encuentro con el problema de hacer otra comida que no sea ensaladilla porque el resto me achicharran y las otras... pues soy alérgica... ay...

¿que será lo siguiente? ayyyy

NOTA MENTAL: Borrar el historial de búsquedas de internet y comprar un cuaderno, por si acaso, para las recetas que me han gustado...
MODO: Reinventándome

23 abril 2013

Rompetechos pa servirle

Que tengo mucha imaginación no es un secreto para nadie, y que estoy medio cegata tampoco.

Además de eso tengo unos ojitos muy sensibles que no soportan más lentillas que las de un día y para eso no muchas horas. En mi lista de "cosas por hacer pero que no puedo hacer porque no tengo dinero" está el operarme de mi galopante miopía, si justo entre comprarme un auténtico vuitton y dar la inicial para un opel astra... o más o menos.

Hasta hace poco llevaba gafas con montura al aire, pero aprovechando el momento modil y las ofertas de las ópticas (la crisis también tiene que favorecernos en algo) me apropiado de un look gafapasta de lo más fashion para mis aventuras en Capital City. Pero eso no deja que cuando me las quite siga sin ver nada.

A saber.

El otro día estrenaba ducha en mi casa nueva y estaba totalmente convencida y maravillada con un murciélago en miniatura que había en una esquina colgando... me estaba montando mi propia historieta de como lo habían puesto, de dónde lo habrían sacado, que utilidad real tenía el bicho en si... cuando al día siguiente... mientras me planteaba tan elevadas preguntas vuelvo al baño con las gafas puestas y veo que no es más que un resorte y una pieza de estas que parece de lego pero no lo es... el resto, producto de mi imaginación y de ser corta de vista... y si, tal vez un poco de champú en los ojos... eso si, cada vez que entro en la ducha, sigo fijándome y si voy sin gafas saludo al murciélago, si voy con ellas (cosa que ocurre a menudo, me meto en la ducha con gafas y luego bajo a todos los santos...) pues veo que no es mas que un trozo de cable mal puesto y me pregunto como puedo ser tan tonta. Aysss.

He perdido mi coche. Pero por ciega, no porque me lo hayan robado. Aunque la sensación es similar. Claro que una de las veces me puse delante de un modelo más nuevo que el mío y era como "carajo Pegasus ¿te has hecho un lifting?" y es que si, se muy bien donde he dejado el coche, un poco más arriba del metro... claaaaaaroooo... pero ¿dónde? me lo pasé dos veces porque cada día lo aparco más cerca del portal y luego no lo veo por ir con gafas de sol fashion, pero sin graduar... y claro, veo el simbolito de la marca... pero no es el mio... entonces uso el viejo truco del cierre centralizado... y tonto el último

Nota mental: llevar las gafas siempre limpias y tener un par de reserva
Modo: Despistada, pero es parte de mi encanto

22 abril 2013

Caminando hacia el mileurismo

Soy una persona con suerte, y una artistona, por eso en vez de peluquera, tengo estilista, y en vez de tener una asesora laboral tengo representante (ja!) La vida es según el cristal que la mires, y yo intento mirarla de manera más positiva y con más humor posible.

Pues hablando de representantes, la mía es fantástica, majísima, y tiene como objetivo de 2013 conseguirme un trabajo (como yo!!) asi que estoy encantada con ella. Gracias a ella llevo cuatro entrevistas con empresas en menos de dos meses, no han llegado a término pero por lo menos, son entrevistas, que tal como están las cosas se agradecen.

Esta semana he tenido dos. Una de ellas en un polígono a las afueras de Capital City, fui en mi coche. Ya he ido varias veces a ese polígono y lo conozco bastante bien, y como era temprano no pensé que tendría mucho problema para aparcar... y según se mire, pq aparqué detrás de la empresa... pero tuve que dar la vuelta pq no podía hacer el salto de la verja... lo cual habría estado bien en traje, camisa y tacones y que me grabasen las cámaras de seguridad y me persiguiesen los pastores alemanes... vamos que me podía despedir de ese puesto ya... la prueba me fue bien, más que una entrevista eran pruebas de nivel de Office (bastante fáciles en comparación con otras que he hecho en otras empresas) y luego traducciones español-inglés e inglés-español, con lenguaje financiero... y bien también gracias a haberme ido en el metro con mi libro desfasado de inglés para los negocios (llevar libro en el metro no es anticuado es vintage) lo peor fue la vuelta, que hacía un calor tremendo y los zapatos empezaron a hacerme daño y lo peor que no me había dado cuenta de dónde había dejado el coche... hasta el punto de empezar a pensar si me lo habían robado... (mi mayor miedo en estos días es que me roben el coche, mi más preciada posesión) hasta que lo encontré... y respiré aliviada...

La segunda entrevista fue como una broma, no fue con la misma empresa no, pero también fue en las afueras. Estaba yo cargada de cajas en medio de mi mudanza cuando suena mi teléfono... mi representante, que al día siguiente tengo una entrevista a las nueve de la mañana (cuando le dije que prefería tener las entrevistas por la mañana no me refería taaaaan pronto pero bueno) sobre todo después de una mudanza, con bastante calor... y terminando como terminé a las once y pico...

Esta vez fui en transporte público, metro con trasbordo y luego bus para ir a las afueras. Ahora bien, en mis años de vivir aquí, el intercambiador de donde salía el autobús no era tan grande y esa línea no existía...así que ya me ves dando vueltas por la superficie sin saber que el maldito autobús salía del intercambiador de debajo como un maldito gusano... y cuando ya me había recorrido todas las paradas de la superficie y me iba para abajo... suena mi móvil... mi representante que se equivocó que la entrevista era el LUNES... con el madrugón me había metido, lo cansada que estaba... bueno, por lo menos ahora ya sabía de donde salía el autobús para cuando tuviese que ir a la entrevista. Menos mal.

Nota mental: No salir de casa sin gafas de sol, que pareces nueva leñe!!
Modo: Descubriendo y redescubriendo

20 abril 2013

Mas cajas

Cuando piensas que te estas asentando en un sitio... cajas... pero hacer cajas es como hacerte la cera, cuanto más rápido lo hagas menos te enteras y al fin y al cabo, lo tienes que hacer.

Os escribo desde mi nueva habitación, que ya he terminado de decorar, exceptuando una pared que aun estoy pensando que poner. Es una habitación pequeña, pero acogedora con una familia que es encantadora (hasta me salió un verso y todo jajajaja).

Eso si, es un segundo sin ascensor, y subir con mis cajas me ha hecho pensar en que haría si fuese un cuarto sin ascensor (recordando cuando vi la habitación "gratuita") porque estos días he cargado tanto y me he cansado otro tanto que lo de subir el doble de lo que he subido... mátame camión (pero antes súbeme las cajas)

Ahora eso si, cuando terminas de colocarlo todo y queda todo a tu gusto, te quedas con una satisfacción...

Por otra parte las entrevistas van bien, haré otro post informativo.

Nota mental: dormir más o tal vez menos, no sé pero este cargar de cajas me tiene agotada
Modo: Ya tengo funda para mi e-book, roja tomaaaaa

15 abril 2013

Okupa en decadencia

A mi cada vez que empiezan con los anuncios de ponerse en forma porque se acerca el verano me entra mucho stress, o tal vez lo mío ya sea escuatro o escinco, no lo sé. Pero no porque sea la primera en ponerme en las cintas del gimnasio con la operación bikini ni mucho menos. Lo mío es la operación flotador, acumular lo más posible alrededor de la cintura para evitar hundirme, porque aquí entre nosotros, lo de nadar no se me da especialmente bien... por eso el otro día después de subir cuatro pisos y llegar con la lengua fuera a un piso que fui a visitar me estaba acordando de la operación bikini y de la madre que .... vamos al tema...

Porque si queridos lectores, la vida del okupa en decadencia es muy difícil. Ya no basta con ser un parásito en casa de tus amigos y decir cuando llegas y no cuando te marchas, no. A una aun le queda un poco de vergüenza (¿porqueeeeee?) y cuando le insinuan que necesitan su covacha, pos va mirando posibles salidas... y por ahora dormir en el coche no es una opción... además, aún no se puede usar el motor de cocina, que se pueden hacer unos huevos estrellaos mas majos en agosto, que ya ves tu... y queda el problema de las duchas, aunque siempre se puede recurrir a los servicios municipales de limpieza, usease a los camiones que friegan las calles a las seis de la mañana (si es que estoy en  todo). Pero no, por ahora hasta más entrado el mes de mayo aun no es una opción.

Total que se pilla el portatil, y se busca por internet, recordando que tenemos menos dínero que en un calcetín roto y se pone en el buscador "ganga para okupa" y por supuesto, las encuentras, pero claro, toda ganga tiene su pero... dejemos ya a un lado las habitaciones grandes a cambio de "entretenimiento" (porque lo llaman entretenimiento cuando quieren decir sexo) o utilizan otros epitetos como "negociable" o "sin vicios" ¿ein?  pero entre tanta perversión encuentro:

"Se ofrece habitación gratis a cambio de cuidar niño de 4 años. Solo se debe pagar los gastos de casa a dividir (unos 60 euros) y los gastos de la persona"

Y me dije esta es la mía y ni corta ni perezosa llamé y me fui a ver la habitación.

Mi situación actual más que buscando un trabajo es esperando un milagro, por eso cualquier euro que me ahorre, está bien ahorrado, ahora bien, dentro de unos límites. Antes de ir pensé, bueno la casa de mi amiga B, está cerca y la zona no está tan mal, está a dos paradas de metro, no puede ir mal, es un 4 sin ascensor, va, cobarde el último... y entonces me bajé del metro.

Al bajarte del metro, pues bueno, un día soleado en un barrio obrero de Capital City, pues lo de siempre tienditas de barrio, los vecinos hablando, pues muy parecido a lo que puede ser venir de una ciudad pequeña (como yo) pero el piso no está en calle principal, sino un poco más escondido... y a medida que me iba adentrando en la "selva" la cosa me iba gustando menos... para empezar porque cada vez entendía menos a la gente con la que me cruzaba... parecía que el español no era su lengua materna... y el inglés tampoco... y algunos ni si quiera llevaban la cabeza descubierta... y después un tema que no me gusta y es una costumbre de hacer grupitos en las esquinas y poner el móvil como si fuese un radiocassette... y eran las tres de la tarde... no me quiero imaginar a las dos de la mañana pq además me sentía en un territorio un poco hostil y claro me meto en el portal y los cuatro pisos del tirón... a esas alturas casi no me importaba pero me imaginaba subiendo las escaleras cargada con las bolsas de la compra y después pensar ¿me habré dejado el coche abierto? y después tener que volver a bajar y volver a subir ufff....

El interior del piso no estaba mal, y las compañeras encantadoras y el niño muy gracioso... pero aunque sentimos simpatía mutua al instante, nuestro proyecto vital no encajaba, asi que me fui con las manos vacías y algo aliviada. Porque aunque en la mayoría de los casos lo importante es el interior, en ocasiones el exterior también importa. Y una es okupa, pero de clase alta (es decir okupa aristócrata venida a menos) y hay cosas por las que no paso, entre ellas, una de las cosas que no me gustó el piso era que por más que me esforzase era que no encontraba donde se tendía la ropa... "en la fachada" ¡ajjjjj! va de retro satanás!! no hay cosa que me horrorice más!!  y digo yo, que necesidad tienen los pandilleros de la esquina de ver el color de mis bragas o peor, que con mi pulso de robar panderetas se me caigan y cuando baje los 4 pisos no las encuentre... y me hagan vudú con ellas... miedito miedito....

Así que mientras hacía una retirada bajo la atenta mirada de los pandilleros de la esquina (ataviados con peinados con mucha laca, pañuelos iguales y chandales cinco tallas mas grandes... muy bronx todo) aguantaba la respiración hasta que llegué a la boca del metro y la gente seguía con sus e-books de colores y yo cotilleaba el periódico de la de al lado (que por supuesto cerró cuando se dio cuenta de que leía por encima de su hombro).

NOTA MENTAL: Si hace unos años vivía en una zona era por algo, si es que no aprendo, no aprendo!!!
MODO: Igual que en los rascas de los concursos SIGO BUSCANDO

14 abril 2013

Las entrañas de la ciudad

Como me gusta viajar en metro, creo que es una de esas cosas que por más años que pasen nunca dejará de gustarme. Lo mejor es la línea circular, que vayas para donde vayas siempre llegarás a tu destino... más tarde o más temprano... aunque se puede ser tan inepto que uno se pierda hasta en la línea circular, ojo que de todo hay en la viña del señor...

Ahora, para mayor regocijo de la que escribe, ya hay cobertura en la mayor parte de las estaciones, por lo que puedes ir comentando la jugada, mientras vas de estación en estación... mi viaje esta vez era de más de veinte estaciones (contando el trasbordo) así que aun tenía para un rato. Una de las cosas que me hace más gracia es que te metes en un sitio y sales en otro totalmente distinto una hora más tarde pero sigues dentro de la misma ciudad... con el autobús eso no pasa, vas viendo un cambio más gradual... y yo como buena paleta que soy, lo prefiero, vamos que ya de venir a la capital, me voy a pasar la tarde subiendo por las escaleras mecánicas del corte inglés, ojito.

Pero el metro da mucho más de si. Es una cajita de sorpresas, y en estos años ha cambiado, sobre todo en una cosa: el hábito de la lectura. No es que la gente ya no lea, sino que ya casi no hay gente que lleve libros, ahora todo el mundo lleva e-books o tablet y tonto el último. Se acabó lo de llevar libros gordos que te rompían las cervicales en el bolso, forrados con papel del 20 minutos para que nadie supiese que estás leyendo (no fuese a ser que se descubriese que estás leyendo la biblia o alguna obra de una autor derechoso y te excomulguen del sindicato de turno, que drama)y de paso agarrar el bolso como si en ello fuese la vida. Ahora la gente se planta con su e-book y ancha es la Castellana, ya le puedes robar el bocata, que mientras no le quites el e-book todo va bien, y si, es mucho más dificil leer por encima del hombro en un e-book, por tanto el momento cotilla se acabo. Ahora eso si, si vas a llevar un e-book, hazlo bien, cómprale una fundita para que parezca un libro, las hay de muchos colores y precios, así que dejemos el cutrerío en casa al ir a comprarla y ni mirar una de color negro, vamos, negro caca.

Eso si, la gente se sigue durmiendo, sigue sin dejar salir para entrar (la pelea por sentarse sigue igual), los músicos siguen amenizando el viaje (y digo yo, con tanto reallity musical ¿nadie los ha descubierto todavía? cuanto talento desperdiciado en el subsuelo de Capital City) y los viernes los niñatos de botellón siguen haciendo de las suyas. Ahora eso sí, hay más inspectores (ya me han tocado dos veces) por lo que colarse es más difícil (mi alma de delicuente vive horas bajas)

En fin, por fin he llegado a mi destino y me dispongo a cumplir mi misión... pero eso será en el próximo capítulo

NOTA MENTAL: Comprarle una funda a mi e-book, me he traido un libro ¡mal empezamos!
MODO: Observándolo todo como si fuese la primera vez que lo viese, lo que yo te diga, como Paco Martínez Soria recién llegao del pueblo, que lástimaaaaaa

13 abril 2013

Volver...

Y pasó el tiempo... y muchas cosas se convirtieron en costumbre, pero no era más que haberse amansado, un acostumbrarse a lo que hay, un casi darse por vencido, una bajada de bandera... pero que en el fondo no sabía a derrota sino a rutina y lo peor de la rutina es que te envuelve y a veces te ciega... o no tanto.

Han pasado seis meses desde mi último viaje a Madrid (y mucho más tiempo desde que escribí mi última entrada, pero es que consideraba que ya, no tenía mucho más que contar, mis cajas estaban vacías y arrinconadas, y aunque aun quedaba la nostalgia de la ciudadanía del mundo... estaba aplacada por la comodidad), un viaje que me abrió los ojos al futuro.

El viaje fue inesperado, fugaz, como todos los viajes que he hecho desde que me fui... pero significativo... porque por fin me convencí de que en mi puzzle las piezas están descolocadas y así no hay manera de encajarlas. Es como vivir en mundos alternativos y decidir que versión de ti prefieres.

No considero que mi decisión de hace ya casi cuatro años fuese equivocada, no pq nunca me equivoque o porque no me haya arrepentido nunca, sino porque he aprendido mucho, y los errores se comenten para aprender, sino sería absurdo cometer el error y aun encima pagar la consecuencia. Porque todo se paga, a largo o corto plazo.

He cogido algunas cosas y me he vuelto a poner la etiqueta de ciudadana del mundo en la frente, para que no se me olvide que no se de donde vengo, ni adonde voy, que soy de todas partes y de ninguna, que mi destino es la lucha contra la rutina y no hay sitio para rendirse.

Empiezo un nuevo capítulo en mi vida, es "el retonno"